Estos son los primeros financiadores de un proyecto cultural. Son las primeras fuentes a las que debemos recurrir a la hora de arrancar casi cualquier proyecto por su rapidez y flexibilidad. Es un primer paso natural en todo proyecto, que nos ayudará a empezar a perfilar la viabilidad del mismo y a su vez, a ponerlo a funcionar. No es un paso obligatorio, ya que se puede acceder primero a la financiación de empresas especializadas (como bancos por ejemplo), pero no es lo habitual.

Primeros Financiadores

  1. Fondos Propios: Es importante que podamos aportar parte de nuestro capital a la empresa o proyecto. Creo que todos los negocios que arrancan de cero empiezan así. Es una forma de implicarte en el proyecto en todas sus facetas y seguro que cuando vayas a pedir otras financiaciones, te van a preguntar por cuanto has invertido en tu proyecto además de tiempo y esfuerzo.
  2. Familiares: La familia, en muchas ocasiones, podrá ayudar a que arranques tu proyecto cultural (pero siempre hay casos y circunstancias). Es una forma rápida de obtener financiación y de complementar aquella que ya has puesto personalmente.
  3. Amigos: Es una opción no tan cercana y factible como la familiar, pero sí que es también muy usada. Es bueno dejar claro que se ofrece a cambio y los plazos de devolución.
  4. Primeros Inversores “locos”: Puedes conocer a gente que se puede interesar en tu proyecto en fases muy iniciales. En lugares como congresos, encuentros de Startups, meetings varios, espacios de emprendedores, Universidades… pueden ser lugares en los que alguien pueda sentirse cautivado por tu proyecto y quiera invertir en el.

 

Ventajas

  • Es una financiación rápida de conseguir: Puedes disponer de ella ágilmente y en una fase crítica como es el arranque de la actividad, en la que no se suele necesitar un gran capital, pero sí disponer de él de una forma rápida.
  • Inicio de Actividad: Es casi imposible que ninguna empresa, o entidad bancaria quiera invertir en un proyecto que solo está sobre el papel (suelen hacerlo en proyectos que ya están funcionando aunque estén es una fase muy inicial, pero funcionando). Poder tener financiación para el arranque y que nos pueda garantizar la subsistencia a corto plazo es fundamental.
  • No es necesario mucho papeleo ni justificación: Nos podemos evitar tener que hacer largas presentaciones, aportar documentación sobre viabilidad del proyecto. Son financiadores que muchas veces van a confiar simplemente por que tú estás detrás del proyecto.
  • No suele ser necesario respaldar la operación con un Aval(por ejemplo): Es por tanto una financiación segura y con pocos riesgos. No es como si se pide un crédito al banco y lo avalas con una propiedad.
  • Suele haber flexibilidad en las devoluciones: No se suelen marcar unas líneas muy estrictas en las devoluciones y si tienes que esperar un poco para empezar a recibir los primeros ingresos, no suele haber problema.

 

Peligros

  • Ruptura de relaciones: Es habitual que las relaciones sufran si el proyecto finalmente no obtiene los resultados deseados. Debes valorar este riesgo.
  • Pérdida de Capital Propio: Es otro punto importante ya que te puedes descapitalizar y en un momento determinado no tener recursos para cubrir una necesidad de tesorería.
  • Acciones:A veces recurrimos a dar participación de la sociedad a estos primeros financiadores. Es una opción, pero ten cuidado para no perder la capacidad de maniobra de la sociedad que establezcas.
  • Participación Activa: Otro problema habitual es que estas personas quieran participar en la toma de decisiones o, incluso, quieran marcar lo que debes o no hacer. Este punto es delicado ya que siempre es bueno ser asesorado, pero no es positivo que sea impuesto un modo de operar diferente al que tu quieras desarrollar.

 

Recomendaciones

  • Cerrar de forma clara y razonable, los plazos de la Devolución
  • Realizar un acuerdo por escrito marcando las condiciones y obligaciones generales del préstamo.
  • Intentar mantener distanciados lo personal o lo económico con nuestros acreedores (dentro de lo posible).

Si quieres saber más sobre financiación de Proyectos Culturales pincha Aquí