Tratar el tema de la Financiación de un Proyecto Cultural es un tema apasionante que a muchos de los lectores de promocioncultural.com le puede interesar.

En este post vamos a ver por encima algunas formas de financiación, pero intentaremos desarrollarlas en otros contenidos posteriores, por lo que te recomiendo que puedas mirar los contenidos sobre este tema en promocioncultural.com.

Vamos a ver formas de financiación tanto por Vía Pública y Vía Privada, como otras posibilidades, algunas de ellas muy interesantes, otras nuevas que están teniendo mucha aceptación y otras más clásicas.

Solo vamos a mencionarlas y comentar algunos puntos fuertes y débiles que tienen. Intentaremos desarrollarlas más en profundad en otros contenidos dentro de promocioncultural.com

 

VÍAS DE FINANCIACIÓN PÚBLICAS

Para muchos responsables de Proyectos Culturales, hablar de financiación es hablar de financiación pública. Aquí nos referimos a las ayudas, subvenciones y otros procedimientos por los que el ente público da financiación a un Proyecto Cultural.

Subvenciones Públicas Europeas: Es una de las grande posibilidades, pero no es fácil de obtener. Muchas ayudas y subvenciones quedan desiertas por que o bien no encajan perfectamente con los objetivos, con el perfil del demandante o el material presentado no es de la calidad suficiente.

Estas subvenciones probablemente sean las más interesantes. Podemos saber de ellas por medios de los portales europeos. Para solicitarlas deberemos cumplir con el perfil del solicitante y cumplimentar un conjunto de documentación bastante exigente, por lo que muchas veces estas subvenciones quedan desiertas.

Otro de los problemas de estas ayudas es que, a veces, el abono se organiza por medio de la administración local y en ocasiones esta se retrasa y puede llevar a situaciones complicadas. Las analizaremos en detalle más adelante. También puedes encontrar más información aquí y también aquí

 

Subvenciones Públicas Estatales y Regionales: Otra de las posibilidades de financiación solicitar una ayuda estatal o regional para nuestro proyecto cultural. El proceso es similar al de las Europeas al canalizarse por portales públicos. Por lo general no es tan complicada o completa la solicitud, pero por norma, hay muchos solicitantes y en ocasiones no es todo lo trasparente que nos gustaría.

El proceso es similar, se deberá optar por aquellas en las que el perfil del proyecto o del demandante encajes. Se rellenará y aportará toda la información (incidimos en la importancia de hacer tan y como marcan los pliegos oficinales)

 

VÍAS DE FINANCIACIÓN PRIVADAS

Estas ías de financiación son también muy interesantes, aunque en muchos casos, se deberé pensar en la empresa o donante, en ver qué se puede ofrecer para contrarrestar esa inversión económica. Recordemos, que salvo casos muy concretos, por lo general siempre que una persona o empresa quiera apoyar financieramente un proyecto cultural, va a querer una contraprestación. ¿Has pensado qué has podido ofercer a las empresas interesadas?

Patrocinio empresarial: Se produce cuando una empresa decide patrocinar una parte o la totalidad de tu proyecto, ya sea económicamente como en especie.

Lo ideal, sobre todo, es trabajar y contactar con empresas locales geográficamente así como con empresas que puedan tener una implicación especial por algún motivo con lo que estamos haciendo. Por ejemplo estás desarrollando un pequeño museo en una pequeña zona vinícola, quizás puedas hablar con alguna bodega de la zona.

Las empresas van a querer obtener de este patrocinio algo, ya sea en imagen de marca, reconocimiento social, visibilidad… por lo que siempre deberás de tener en cuenta qué es lo que quiere para poder ofrecerle. Cosas como poner el logotipo en la web y publicidades, hacer mención a la ayuda importante que hace la empresa en el proyecto, facilitar un acceso especial a directivos… pueden contribuir a obtener patrocinio.

 

Mecenazgo individual (benefactores, grandes donantes) o Crowdfunding: Son personas particulares que realizan una donación o aportación económica importante para tu proyecto. En España son poco habituales, pero en los países anglosajones es más habitual que proyectos y empresas tengan donantes y mecenas particulares.

No es fácil de conseguir, ya que además de necesitar contactos, es importante poder tener adecuado el proyecto para que estos donantes se puedan desgravar fiscalmente esas donaciones.

Suelen ser personas con capacidad adquisitiva importante, que sienten pasión por el arte, la cultura o la historia y que terminan creyendo en tu proyecto. Deberás cuidar a estos donantes realizando algún evento anual, dándoles el reconocimiento y agradecimiento que se han ganado.

 

Micro-Donaciones (a través de portales digitales especializados): Se han vuelto muy populares las Micro-donaciones a través de portales web en los que particulares deciden realizar pequeñas donaciones, siempre a cambio de alguna cosa, para poder ayudar y contribuir a que un proyecto que les ha interesado se pueda desarrollar.

Se necesita acceder a uno de esos portales y subir tu proyecto (lo ideal es tener un Plan de Negocio) con la finalidad de que al explicarlo, la gente pueda verlo interesante y decida aportar su “grano de arena” hasta conseguir la cuantía que se necesita. Ver por ejemplo Verkami.com.

Por lo general, se motiva a los potenciales participantes con regalos según el nivel de aportación: desde una taza, una camiseta, una visita guiada, nombrarlos en la web… son las contraprestaciones habituales. El objetivo final se establece en una cuantía económica y se intenta llegar en un periodo de tiempo a esa cuantía.

 

VÍAS DE FINANCIACIÓN BANCARIAS

Son las financiaciones más clásicas y habituales. Muy usadas por las empresas comerciales. Entre las principales ventajas es que una vez concedida, podrás disponer de esa cantidad por el tiempo indicado. El problema es que tendrás un periodo determinado para su devolución completa y además se deberán abonar unos intereses.

Por Crédito bancario: Es de las opciones más clásicas, con pros y contras y no siempre es accesible. Por lo general, deberás avalar ese crédito bancario ya qie si eres solo un proyecto o una empresa recién creada sin un histórico, el departamento de Riesgos (que es el que dice si se da o no y en qué condiciones) va a ser más exigente.

Entre los puntos fuertes del crédito bancario es que nadie te va a decir qué o no hacer con ese crédito que has obtenido. Podrás usarlo como estimes oportuno. El problema es que deberás devolverlo y con intereses una vez finalizado. Con todo, sigue siendo una de las líneas de financiación principales.

Si estás pensando en solicitar un crédito bancario, te aconsejamos que desarrolles un Plan de Negocio cuidado y orientado a convencer al departamento de riesgos de que este proyecto es factible y rentable. La idea no es solo para que te lo den, sino para que te lo ofrezcan con las mejores condiciones: reducción del aval, reducción de las comisiones, facilidades de renovación…

Hay diversas formas de financiación bancaria, entre las más habituales están el crédito de toda la vida y la póliza de crédito, que suele ser más económica y en términos generales funciona como un crédito directo.

 

Créditos ICO: Introduzco esta opción aquí ya que aunque es una ayuda pública, es gestionada directamente por los bancos y es el mismo departamento de riesgos del banco los que la conceden o no. Son créditos que van destinados a cosas muy concretas: lanzamiento de empresas, pago de facturas 0 para ayudar al Cash Flow y Financiación.

Suelen tener unas condiciones más atractivas que el crédito bancario directo (tampoco mucho más). El punto fuerte es que no se va a mirar tan profundamente por el banco esta viabilidad. El punto débil es que debes adaptarte a un uso determinado de ese crédito. Si has conseguido una para compra de material, deberás comprar material. SI tienes uno para impuestos, solo lo podrás dedicar para esto. Deberás estar atento a cuando se abren las convocatorias de este tipo de créditos.

 

VÍAS DE FINANCIACIÓN PROPIAS O DEL ENTORNO CERCANO

Estas vías de financiación suelen ser perfectas para una fase inicial y de crecimiento, aunque en muchas ocasiones rápidamente se pueden quedar escasas, pero es un bien comienzo y una buena forma de demostrar que se cree en el proyecto.

Patrimonio Personal: Cuando se arranca un proyecto, una de las líneas más rápidas y sencillas de financiación es la inversión por parte de los socios o partes activas del equipo. Lo importante no es la cantidad de lo invertido, lo importante es que sea suficiente para dar los primeros pasos, para implicarse más profundamente en el Proyecto Cultural y para decir a posibles inversores futuros que tenéis confianza en tu proyecto.

 

Familia, Amigos y Compañeros: Suena muy poco profesional, y sin embargo es uno de las primeras líneas de financiación de cualquier tipo de proyecto, sobre todo en la fase de arranque.

Esta vía de Financiación junto con la de Patrimonio Personal son perfectas para poder arrancar y para pequeñas cuantías. Si el proyecto sigue creciendo y necesita de inversión adicional, deberíamos empezar a buscar otras opciones. Además son una de las primeras cosas que suele preguntar los “business angels” o cualquier inversor privado: Si tú o tu entorno más cercano no cree en ti, no lo va a hacer un inversor privado.

 

VÍAS DE FINANCIACIÓN DE START UPS

Estas vías son muy utilizadas para el lanzamiento y arranque de proyectos de empresa en la actualidad. Pero también es ampliable a los proyectos culturales.

Business Angel: El concepto de Business Angel está muy asociado a las Startups Digitales, pero también a todo tipo de empresa o proyecto que está empezando. Son personas con experiencia que aportan conocimiento “Know How” y en ocasiones capital. Hay que “enamorar” al Business Angel, hacer que crea en nuestro proyecto como nosotros creemos en el.

Puede ser un fantástico elemento para las primeras fases de un Proyecto Cultural ya que aportará capital y conocimientos, contactos y experiencias que nos pueden ser muy valiosas. En muchas ocasiones puede aportar valor en áreas de proyecto que quizás tengamos más descuidadas. Su implicación suele ser muy grande, convirtiéndose en un órgano que participará en muchas de las tomas de decisiones. Esta relación se suele centrar en un contrato para que no haya problemas.

 

Aceleradoras de Empresas y Proyectos: Son empresas u organizaciones especializadas en coger empresas que estén arrancando y en desarrollarlas, tanto a nivel de aporte de experiencias como a nivel económico. Es como la labor de un Business Angel pero menos integrada en la empresa ya que suelen ser centros que participan simultáneamente en numerosos proyectos diferentes.

Tienen una visión muy empresarial, de negocio. En ocasiones suelen pedir una participación como socios en el proyecto. Puede ser una fantásitca opción para arracar con muchas posibilidades de que el proyecto vaya bien.

Como comentaba al principio del post, aqué solo he intentado aportar una idea de las posibilidades de financiación de un Proyecto Cultural. Seguiremos desarrollando este tema en nuevos contenidos, por lo que te invitamos a que continúes leyendo más sobre Financiación de un Proyecto Cultural