Llevamos hablando algunos post sobre métricas y KPIs, y como son elementos críticos para un desarrollo profesional y eficaz del Marketing y no quería dejar este tema sin antes hablar del Exceso de Información. “El marketing son números” me decía constantemente mi profesor de Marketing y con el paso del tiempo no he podido más que darle toda la razón. Pese a esto, debemos de reconocer y comprender que a veces un exceso número de datos e información hacen que en ocasiones quedemos paralizados o tardemos demasiado en tomar decisiones.

No vamos a reiterar lo importante que es seleccionar los datos y resultados que sean realmente relevantes y separemos aquello que puede ser más anecdótico, pero sí que debemos de reconocer y tener presentes que conseguir datos y cifras, comprenderlas y saber como las podemos poner a la práctica lleva un tiempo y esfuerzo de recursos. Si el número de esta información es muy elevado para un numero reducido de recursos para trabajar con ella, nos podemos encontrar con la posibilidad de una Parálisis en nuestra operativa.

El marketing debe ser un área ágil, capaz de adaptarse, anticiparse y mutar con rapidez, la información debe ayudar a marcar el camino, pero nunca nos debe convertir en un pesado departamento incapaz de tomar decisiones ágiles. Así entre mucha información y poca información pero relevante, en el caso de no poder gestionar el exceso de información, la mejor opción es siempre tener poca información, pero que esta sea realmente la crítica y que nos ayude a la toma de decisiones.

La información y los datos nos ayuda a marcar el camino de nuestra estrategia y acciones, pero a veces toda esa información puede llegar a deslumbrarnos, y obtenemos el efecto contrario al deseado. Si a los datos, pero a datos relevantes y críticos en nuestra toma de decisiones.