El marketing en el sector cultural no termina de encontrar su relevancia en España

 

Los proyectos de marketing en el sector cultural, en general, adolecen de una clara ausencia de implicación en marketing. Ya sea por desconocimiento o falta de recursos, muchos proyectos; pequeños y medianos pero también grandes, carecer de una visión estratégica y técnica a nivel de marketing, lo que genera un gran número de carencias en todos ellos.

El marketing, como los profesionales del sector sabemos, aporta mucha visión y perspectiva en el negocio y empresa. Es un área que toda empresa tiene, por pequeña que sea (por su gran importancia) pero que en el sector de la cultura en España, vemos que es un ámbito con muy poca presencia y relevancia.

Marketing no es tener un perfil en redes sociales y escribir en él cada semana o cada mes. Marketing es un área clave a nivel estratégico, que puede ser en muchos casos, la llave del éxito o del fracaso en un proyecto cultural.

El marketing aporta visión estratégica a corto, medio y largo plazo, ayuda a dar visibilidad e imagen de marca, logra atraer a públicos (ya sea desde inversores hasta visitas o medios de comunicación), aumenta las posibilidades de obtener financiación, ayuda a mantener el contacto con diferentes “targets”, fomenta la comunicación…

POR QUÉ

Sabiendo todo esto, la pregunta es ¿Por qué está tan poco integrado el Marketing en el Sector Cultural en España? Vamos a exponer algunos motivos por los que creemos que se produce esta situación:

Concepción del Marketing como gasto y no como inversión: Este es uno de los problemas que nos encontramos habitualmente en el marketing. El marketing, en muchas empresas, es concebido como un gasto, tanto económico como de recursos (tiempo, empleados, formación…).

El problema es que el marketing implica recursos y no tienen un retorno tan directo, cortoplacista y monetizable como puede ser el área de ventas o la financiera. El Marketing genera retornos a medio y largo plazo: la imagen de marca, la capacidad de fidelización, la generación de contactos, la visión estratégica, el aumento de visitas, la relevancia mediática, visitas a la web… y todo ellos aporta valor al proyecto, pero no son tan claros de ver como una venta directa o los retornos de un exceso de caja.

Presupuestos ajustados: Está claro que este es otro de los grandes problemas. Cuando no hay dinero, es difícil invertir en Marketing. Pero también debemos reconocer que hay mucho marketing que se puede hacer sin dinero o con una mínima inversión y que puede generar muchos beneficios al proyecto. Por lo que nos puede llevar a la siguiente causa

Desconocimiento General sobre qué es el Marketing y su importancia: Aquí sí que creo que estamos ante uno de los problemas clave. La gerencia de los proyectos culturales desconocen qué es el marketing y en qué puede ayudar esta disciplina al proyecto cultural.

Esta situación hace que el marketing ocupe un lugar totalmente relegado en todo proyecto, por desconocimiento. En los planes de negocio/proyecto apenas aparece este aspecto desarrollado o se pasa de puntillas. Los gerentes de los proyectos parece no importarles esta materia.

Gerentes de proyectos culturales de perfil muy técnico y/o especializado: En ocasiones los gerentes y responsables de los proyectos tiene un perfil muy técnico y focalizado en el área del proyecto, relegando otras áreas a un segundo plano, como puede ser el marketing.

Escasez de otros recursos (tiempo/personas): Hemos hablado que el marketing a veces no implica una inversión económica, pero siempre implica una inversión de recursos en forma de tiempo, empleados, esfuerzo… A veces los proyectos están en exceso ajustados y no hay capacidad de derivar estos recursos.

Dificultad de encontrar profesionales cualificados: El Marketing es una rama con muchos profesionales y contenidos, pero centrados en cultura y en España o en español, debemos reconocer que no hay tanto profesionales ni materiales que de calidad. Aquí tenemos un área importante de desarrollo.

Escasez de formación especializada: Aunque cada vez hay más cursos y masters de marketing orientado a cultura, debemos reconocer que muchos de estos cursos no son todo lo bueno que deberían y que en muchas ocasiones, solo tienen una visión general y poco focalizada en el sector.

 

CONCLUSIÓN. Marketing en el sector cultural

Un proyecto sin marketing es como la imagen que adjunto en la cabecera, un proyecto más, una marca blanca. El marketing tE ayudará a diferenciarlo, darle relevacia y visibilidad, logrará con más posibilidad financiación privada, ayudará a verderse más ante instituciones públicas, lograrás más visitas (ya sea en la web o en venta de entradas).

Si quieres saber más sobre Marketing en Cultura, quizás te pueda interesar ente enlace