Los primeros minutos y sus correspondientes primeras palabras son claves para que tengamos oportunidad de vender nuestro producto/servicio.

Por ello es importante aprovecharlos al máximo.

Vamos a dar un conjunto de consejos que ayuden a aprovechar al máximo ese encuentro con nuestro potencial cliente que tanto nos ha costado conseguir:

  • Situación de igualdad: está claro que vamos a intentar vender nuestro producto (en el que creemos), pero si ya estamos frente a nuestro potencial cliente, quiere decir que o tiene una necesidad que podemos satisfacer o que tiene un potencial interés. Debemos por tanto ver a nuestro cliente en una situación de tu a tu, el tiene una necesidad o interés que nosotros podemos cubrir.
  • Planificación Previa: como tenemos tan poco tiempo para tener oportunidad de vender nuestro producto, debemos intentar tener planificada y trabajada ese encuentro. El tiempo es oro y si lo tienes trabajado, te hará aprovecharlo mejor.
  • El Mensaje: debe estar bien montado bajo las premisas de claridad y centrado en lo realmente importante y diferencial. Dejemos el resto de los elementos para un documento más en profundidad en el caso en el que realmente esté interesado el cliente.
  • Conducción del proceso de compra: Cuando se termine el encuentro, se debe dejar planificado el siguiente contacto: “te llamo el lunes”, “te dejo esta muestra y me paso el lunes para ver cómo va todo” … lo que no se puede dejar es el siguiente paso abierto o en manos del potencial cliente. El proceso de venta siempre debe ser conducido paso a paso.

Otros elementos que nos ayudarán

  • Creer en nuestro producto/servicio: debemos creer en las características de nuestro producto, ver los elementos diferenciales con nuestra competencia y saberlo expresarlo de forma ágil. Debemos eliminar aquello que no es diferencia y clave, tendremos muy poco tiempo para convencerlo.
  • Saber escuchar: efectivamente enriquece más la información que no puede aportar el cliente que mucha de la información que nosotros vamos a dar. Este proceso nos ayudará a conocer mejor a nuestro cliente, así como sus necesidades.