Seleccionar página

Subir fotografías a nuestro Blog o Página Web es algo habitual, pero no siempre lo hacemos de forma correcta. Aquí vamos a dar algunas ideas que debes tener en cuenta, así como algunas ayudas que, sin duda, no solo te evitarán tener problemas, sino que contribuirán a que tu espacio web tenga más visitas.

Derechos de las Fotografías: Este es un gran problema. No podemos subir ni utilizar fotografías que puedan tener derechos de autor o propiedad. No sirve con buscar una fotografía en Google para subirla a nuestra página web, ya que podemos terminar teniendo un problema serio. Deberíamos usar las fotografías:

  • Fotografías que tengamos el permiso de uso del propietario de los derechos: Aconsejo que este permiso sea por escrito y haga referencia a la imagen que estamos empleando así como al uso de la misma. Así no tendremos problemas
  • Fotografías propias.
  • Fotografías sin derechos de autor: Hay bancos de fotos que tienen numerosas fotografías sin derechos, por lo que el uso de las mismas es libre. También hay bancos en los que, si el tamaño de la fotografía que te interesa es reducido, también es gratuito. Es una buena forma de localizar imágenes que nos puedan ayudar.

Información de la Fotografía: Es muy importante que a la hora de subir una imagen a nuestra página web o blog, incluyamos información que ayude a su posicionamiento. Incluir la información y un texto asociado a la imagen o al contenido del post, blog o web pueden ser muy beneficiosos. Aspectos a rellenar como el nombre del archivo, descripción, etiquetas… pueden contribuir a obtener una mayor visibilidad en la red. El texto con el que se rellene debe estar asociado al contenido del post, blog o web para que sea más efectivo.

Calidad y Resolución: Ya que subimos una fotografía a un espacio nuestro, ésta debe tener unos mínimos de calidad y resolución. Debemos evitar fotografías “pixeladas”, borrosas o con poca calidad. Queremos siempre tener imágenes de calidad en nuestros espacios online, que inviten a su lectura y que agraden la vista. Las fotografías son un valor añadido al contenido escrito.

Tamaño y peso de la Imagen: Una fotografía para una página web o un blog, no debe pesar mucho. Primero por que no es necesario y segundo, ya que puede ralentizar mucho la navegación, la carga de la página web, penalizar en Google, generar problemas con el servidor… Siempre debemos optimizar las imágenes para que en la web se vean perfectas, pero que no pesen mucho (según la finalidad, pero 200 o 300 Kbs pueden ser más que suficientes).

Usar algún compresor de imágenes: También puede ser interesante usar algún compresor de imágenes como el Smush (por ejemplo). Es gratuito auqnue tienen una versión de pago más interesante. Compripe y reduce el tamaño de las imágenes de la web. Es muy útil cunado tenemos una página con mucho contenido acumulado y queremos reducir el peso de las imágenes de forma masiva.

Incluir una imagen al menos en cada post: Además de ser algo estético, a nivel de posicionamiento SEO es recomendable incluir siempre, como mínimo, una imagen en cada post que subamos a nuestro blog. Debemos pensar que hace más amena la lectura, pero que también ayudar a recibir más visitas ya que las imágenes también contribuyen a ello.

Cuidado con borrar imagen en el archivo de la página web: Debemos tener cuidado cuando borremos imágenes desde el archivo de nuestra web o blog. El motivo es que, si no nos damos cuenta, podemos estar borrando una imagen en uno o varios post o páginas y esto, si no lo arreglamos, penaliza mucho tanto la estética como el posicionamento. Seguro que alguna vez has visto que entras en un post y no hay imagen (sí un aviso de que es un determinado espacio debería haber algo). Esto además de ser poco estético, no ayuda al correcto posicionamento de la web.

Teniendo en cuenta estos consejos, podremos hacer mucho más eficiente el uso de nuestras imágenes en nuestros espacios online.