Consejos a tener en cuenta sobre las imágenes que subimos a nuestra página web

Subir fotografías a nuestra página web es un fantástico recurso que pude contribuir a la imagen y diseño de las mismas así como a su posicionamiento. No debe haber muchas páginas actualmente que no tengan este tipo de recursos y contenidos.

Las imágenes tienen un gran poder en el entorno digital. Una página web con malas imágenes hace perder todo el trabajo que puede haber de diseño. La expresión “una imagen vale más que mil palabras” aquí es realmente verídica, tanto para lo bueno como para lo malo.

Aun así, muchas veces, tanto los “hazlo tú mismo” como también los profesionales del sector, no tienen en cuenta algunos aspectos importantes que deben de tener las imágenes que subamos. Aquí os recordamos algunas ideas que debéis tener presente en todas vuestras fotografías:

  • El peso de la imagen: debe ser lo más reducido posible pero que no pierda una calidad que pueda ser detectada por el usuario. No tenemos tanto espacio en el servidor y además queremos que la experiencia de la visita sea lo más placentera posible. A nadie le gusta esa foto que tarda varios segundos en ser descargada por el navegador. Muchos usuarios pueden marcharse antes de que se descargue el contenido.
  • Imágenes en la Home: Las imágenes pesadas en la home pueden ralentizar mucho la descarga de la página, por lo que además de dar una mala experiencia al visitante, podemos ser penalizados por los buscadores. Los buscadores analizan el tiempo de carga completa de una página web, cuanto más tarde en descargarse, los buscadores determinan que es una página menos atractiva para las visitas por lo que su posicionamiento SEO será penalizado.
  • Derechos de la Imagen: debemos tener claro si tenemos los derechos de las imágenes empleadas o saber y tener constancia que estamos trabajando con imágenes sin derechos. Podemos tener un gran problema si subimos fotografías con la propiedad de terceros y recibimos alguna reclamación que puede ser desde que esa imagen sea retirada a algún problema administrativo.
  • Imágenes de poca calidad y/o resolución: pueden hacer menos atractiva la experiencia del visitante. Además puede dar una mala imagen y generar rechazo o duda sobre el contenido de la misma. Todo debe estar cuidado, desde el texto y el diseño hasta las imágenes que se suban.

Espero que estos breves consejos lo tengáis en cuenta para cuando subáis imágenes a una página web.