Muchos gestores de proyectos culturales, aquellos que puedan gestionar un pequeño presupuesto de publicidad, sienten, en algún momento, la duda de invertir el 100% de se presupuesto reducido en Publicidad Online o en Publicidad Offline.

No debemos elegir un medio y una publicidad por que sea más barata, sino por que pueda alcanzar de la forma más eficiente los objetivos establecidos. Podemos pensar que internet es más económico que la publicidad convencional (por lo general lo es), pero quizás se pueda conseguir los objetivos mejor y más rápido, por otros medios offline o con acciones de marketing muy focalizadas.

Lo primero que debemos valorar es conocer perfectamente los objetivos que tenemos establecidos para nuestra campaña de publicidad, conocer el público objetivo al que queremos contactar y tener perfectamente definido el presupuesto que tenemos disponible. Estos 3 elementos serán las claves en nuestra toma de decisiones.

OBJETIVOS ESTABLECIDOS

Saber qué queremos conseguir con la publicidad o acción de comunicación puede determinar la selección del medio a emplear. Lógicamente no se consigue lo mismo con una página completa de publicidad en un periódico, que una cuña de radio que un concurso en Facebook, y conocerlo es nuestra responsabilidad. Si queremos ganar imagen, o visibilidad, o llevar visitas a nuestro espacio, o vender un determinado producto o simplemente generar ruido y presencia en internet… en cada caso podemos contar con medios que poder alcanzar esos objetivos de forma más eficiente que otros. Tener claro los objetivos y cómo podemos alcanzarlos con los diferentes medios es clave para la decisión final.

PÚBLICO TARGET

Conociendo los objetivos establecidos ahora nos toca conocer quién es nuestro público objetivo y donde y como alcanzarle. Cada público es accesible por uno o varios medios, pero debemos buscar aquel que la relación alcance, calidad del contacto y precio sea lo más óptimo posible.

Por ejemplo, sabemos que, con un medio masivo, como puede ser la televisión, podemos alcanzar a un público concreto, por ejemplo, investigadores (que también tiene tiempo de ver la televisión) el problema está en que el coste de llegar a ese público será muy elevado si usamos la televisión. Por eso será mucho más eficiente buscar otros medios como puede ser la prensa especializada (en este caso), acciones de marketing directo o incluso marketing one to one, ya que el coste y la calidad del impacto serán mejores.

Siguiendo este ejemplo, debemos conocer nuestro público objetivo para poder saber como contactar con el. Por eso quizás pueda ser interesante realizar una acción online o una acción offline o quizás un mix de ambas.

PRESUPUESTO BIEN DEFINIDO

Es importante tener en cuenta esta variable ya que quizás el mejor medio para tu campaña puede ser un medio muy caro y no tengamos presupuesto para ello y debamos tomar la decisión de emplear otros medios, quizás no tan eficientes o efectivos, pero que nos podamos permitir. En este caso, y como pasa en la mayoría de los proyectos culturales con un presupuesto limitado, deberemos hacer acciones o más directas y especializadas (Locales) o emplear medios más económicos como puede ser una acción en Internet.

Por todo ello, estas tres variables pueden decidir la acción final, ya sea por los objetivos, por el público o por el presupuesto. Conocer bien estos tres elementos pueden facilitar mucho la selección del medio o medios ideales para la campaña

Hasta no hace mucho, pensaba que el ideal para una acción potente de publicidad era hacer un mix de online y offline, es decir, intentar estar presente en diferentes espacios. Hoy en día, y con el desarrollo tan importante que ha tenido los espacios publicitarios en internet, no podemos pensar en hacer una campaña solo offline (sin nada de online, salvo cosas muy específicas) pero sí que podemos pensar en hacer una campaña 100% digital sin nada offline.

No sé qué pensáis.