La Promoción Cultural es un conjunto de acciones que facilita una relación activa entre la población y la cultura, siendo, entre sus principales funciones, dar a conocer y desarrollar la presencia de un determinado bien cultural en la sociedad. Es por tanto una actividad que se engloba dentro de la Gestión Cultural, configurándose como una parte crítica de la misma.

La Promoción Cultural parte de unos objetivos que, a través de la definición de un conjunto de estrategias, se aplican a través de diferentes herramientas y tácticas: comunicación, publicidad, relaciones públicas, marketing…

Como Objetivo Final de la Promoción Cultural, podemos definir que busca incrementar, potenciar y mejorar la relación entre el Bien Cultural y la Sociedad. Fomentar la toma de conciencia por parte de los diferentes públicos y potenciar la visibilidad de ese bien cultural en la sociedad.

Evolución de la Promoción Cultural:pensamos que es un concepto aún en construcción y en constante evolución. Hasta hace poco era un término vago y un poco difuso que se ha ido definiendo gracias a la profesionalización del sector. Aún hoy en día, es un concepto que se va adaptando y enriqueciendo dentro de la Gestión Cultural, por lo que no es ridículo pensar que estas ideas generales que damos en este post queden obsoletas.

Las características intrínsecas de la Promoción Cultural pueden centrarse en unos pocos elementos:

  • Es una parte de la Gestión Cultural
  • Tiene un carácter activo (la promoción es acción)
  • Es un vínculo de contacto entre bien cultural y sociedad
  • Emplea herramientas de Marketing
  • Pasa de lo estratégico a lo operativo (engloba los dos ámbitos, el teórico y el práctico)