Seleccionar página

Howard Schutz es el verdadero artífice de el milagro de Starbucks, cuando allá por 1981, en una visita a Seattle, conoció un pequeño local llamado Starbucks, una tienda que vendía café a granel. Howard comprendió en ese momento el potencial y la importancia del culto americano al café. Ya con esta idea clavada en su cabeza, viajó a Italia, una de las cunas del café y allí fue redondeando la idea de lo que se convertiría en Starbucks.

Sobre el modelo de negocio, a parte de vender café. Es completamente exitoso y ha servido para el desarrollo de otras diferentes marcas orientadas hacia el público final.

Sus características principales se centran en el café y todo aquello que lo rodea: el producto, la relación con los clientes, la personalización, el espacio/entorno… Ello junto con una política de aperturas muy agresiva, confluyeron en el éxito final de este modelo de negocio y empresa en general:

  • Apertura de tiendas: es uno de los puntos clave para Starbucks. En Estados unidos abrían muchas tiendas en la misma manzana y bajaban los precios, consiguiendo que aunque estas unidades de negocio diesen pérdidas, lograba ir eliminando la competencia de esas manzanas, es decir, haciendo cerrar lo locales previos a ellos
  • Productos Personalizados: que va desde las diferentes combinaciones a elegir como de la forma de servir el pedido. Además se incluye una zona para que puedas terminar de configurar tu café a tu gusto (canela, azúcares, chocolate…)
  • Calidad del producto: búsqueda de nuevos cafés y complementos, entorno totalmente cuidado, limpio, agradable. No sólo adquieres un café, adquieres un lugar donde poder tomártelo.
  • Valor Añadido, siendo pioneros en dar servicio de red Wifi gratuita, venta de música, un entorno agradable y rodeado de personas de similar poder adquisitivo.
  • Imagen de Marca: cuidando cada detalle, dando homogeneidad a cada espacio así como a cada una de sus más de 17.800 locales.

 El gran éxito por tanto fue el de conseguir vender un producto económico, tres o cuatro veces más caro que lo que se puede adquirir en cualquier sitio. Tiene un gran mérito.