Seleccionar página

Hoy quiero hablar del Record de Félix Baumgartner, en su desafío Red Bull Stratos. Este record se ha convertido en noticia mundial, con millones de visitas del videos en Youtube, noticia destacada en Twitter, minutos en todos los telediarios, noticiarios, reportajes, exclusivas, titulares de prensa y revistas… así como en un enorme espectro de medios y soportes… un forma ideal (cara) pero so sin duda con una capacidad de impacto y de impresión muy superior al de la publicidad convencional.

Este record ha provocado que la marca Red Bull haya llegado cúspide del marketing deportivo y marketing en general, con presencia en todos los medios y con un motivo positivo y extremo, que encaja con su filosofía. Un acierto en todos los aspectos que ayuda a la marca a posicionarse y mantenerse como marca de referencia dentro del sector de las bebidas energéticas. Todo ello por el precio de 100 millones de Euros.

A nivel de Marketing, considero que ha sido un gran acierto, sólo en Youtube el impacto conseguido a tenido un precio de 12,5€ por persona (8 millones de televidentes en las primeras horas) hoy seguro que ya son muchas más y ese ratio seguro que baja mucho más. Además deberíamos añadir los millones de personas que han podido ver esta noticia en todas las televisiones (en prime time), en la prensa de todos los países (en portada y páginas interiores). Por lo que me imagino, que no será difícil pensar que ese coste por impacto, será mucho más reducido.

Como explican los organizadores de esta acción: “La enorme difusión, obviamente, le reportará a Red Bull un importante beneficio. Ayer, Ben Sturner que es presidente y CEO de Leverage Agency, una agencia especializada en organización de eventos deportivos y campañas de marketing, valoraba para Forbes cuál había sido el impacto económico del salto de Baumgartner: “El valor para Red Bull de este evento es de decenas de millones de dólares dada su gran exposición global.”

Junto a esto, yo comentaría también el entorno que envuelve esta campaña. No es una acción publicitaria normal, de televisión o prensa, es una acción espectacular, única y sin competencia, un reto realizado, un desafía cumplido. Valores que encajan y fundamentan a la marca en cuestión. Además hay que tener en cuenta que Red Bull Stratos es un acontecimiento del que se seguirá hablando durante mucho tiempo. Este patrocinio ha trascendido al deportes y ha llegado a la sociedad, se ha convertido en algo de cultura popular. Eso le dará un gran beneficio a Red Bull a nivel global”.

RETORNOS DE LAS INVERSIONES EN MARKETING 2011

El balance de cuentas del pasado ejercicio son todo un impulso para que Red Bull siga apostando por el deporte extremo (su línea básica de imagen), por más que algunos hayan puesto en tela de juicio la exploración de los límites del ser humano que promulga, sobre todo después que el año pasado falleciera el piloto español, Alex Mclean, de la Red Bull Air Race durante un entrenamiento de preparación. Ni con esas. Así, la firma austriaca vendió un total de 4.631 millones de latas de su bebida energética en todo el mundo durante 2011, lo que supone un incremento del 11,4% con respecto a 2010.Un aumento de ventas que supuso una facturación de 4.253 millones de euros, un 12,4% que el año anterior cuando se facturaron 3.785 millones.

La apuesta de la compañía por el marketing es tan decidida que no dudan en invertir el 25% de su facturación a la explotación de marca. Una inversión que, visto lo acontecido con Felix Baumgartner y la planetaria repercusión del proyecto Stratos, está más que amortizada. Por no hablar de la perspectiva de que Sebastian Vettel conquista por tercera vez consecutiva el Mundial de Fórmula 1, la apuesta de patrocinio más fuerte (200 millones de euros) de Dietrich Mateschitz. Aunque aquí algo tendrá que decir todavía Fernando Alonso