Seleccionar página

El logotipo es un símbolo compuesto por letras y/o Imágenes y que se usan para identificar una empresa, un producto, una institución

Hay logotipos que se componen solo de una imagen, otros solo de letras configurando una o varias palabras y otros que se componen de una o varias letras e imágenes.

Vamos a ver por ejemplo el nuevo logotipo de GoDaddy, uno de los proveedores de hosting más importantes del mundo y que ha actualizado recientemente su logotipo (2020)

Como podemos ver, el logotipo de GoDaddy se compone de una imagen y un texto

Jugando con estos componentes: texto e imagen. Podemos encontrarnos con 3 tipologías de logotipos: Imagotipo, Isotipo e Isologo

Imagotipo: Es aquella representación que combina una imagen y texto.

Siguiendo con el ejemplo de GoDaddy, vemos que es un Imagotipo ya que combina una imagen y un texto

Isotipo: es aquella representación que solo tiene una imagen. La imagen debe tener la suficiente fuerza para identificar perfectamente la marca o empresa sin tener que incluir ningún texto. Este formato, si se logra crear esa identificación entre imagen y empresa, tiene una gran fuerza

Isologo: es aquella representación que la imagen y la tipografía en un único elemento. Es un logotipo en el que la imagen y el texto se integran creando un único elemento identificativo. Aquí os dejamos algunos modelos que todos reconoceréis.

Luego están aquello logotipos que son el nombre de la empresa en una determinada tipografía lo que los hace únicos, diferentes y totalmente identificables. Un ejemplo claro sería este de telefónica, que por cierto, también se ha actualizado recientemente

Elementos de un logotipo

Analizados ya los diferentes tipos de logotipos, nos resulta sencillo poder desgranar algunos elementos que pueden en tener en común en su configuración y que los diseñadores y creadores tienen muy en cuenta:

Color: es color es un elemento muy importante dentro del logotipo ya que ayudar a dar personalidad y además ayudar a diferenciarlo. La elección del color, además de por criterios estéticos y de cultura de la empresa, también vienen marcados por las propias tendencias estéticas del momento.

Tipografía: La tipografía da mucha personalidad al nombre de una empresa o producto. No se suelen usar tipografías muy habituales, pero siempre se rigen por que sean fácilmente reconocibles y de sencilla lectura.

Imagen: Por último, los logotipos pueden tener una imagen (o no). Lo ideal es que esta imagen pueda hacer reconocer el nombre de la empresa solo en sí misma (es decir, convertirse en un isotopo)