Se están produciendo muchos cambios en los hábitos publicitarios de los grandes anunciantes

Está claro que, desde la irrupción de internet como medio publicitario, mucho ha cambiado y evolucionado en el mundo de la publicidad.

Su integración fue lenta y paulatina, sobre todo en aquellos productos y servicios que no tenían nada de digital. Pero poco a poco ha ido cada vez copando más importancia y relevancia.

Recientemente Fanta ha anunciado que dejará de tener anuncios en televisión para potenciar su presencia en otros medios. Fanta siempre ha sido uno de los clientes habituales de la televisión, con campañas anuales potentes e impactantes. Este cambio denota la tendencia de ciertas marcas y productos a seguir con el giro publicitario que llevamos viviendo desde el 2000.

Estamos seguros de que Fanta a valorado muchas cosas en la toma de decisión de dejar la televisión como soporte publicitario. Aspectos como dónde está mi target, económicos, marca… han pesado en esta drástica resolución.

  • Target Joven: Fanta tiene un público joven que ya no lo encontramos consumiendo televisión, sino más bien vídeos en Youtube, en redes sociales… Nuestros esfuerzos publicitarios deben ir encaminados a alcanzar a nuestros públicos
  • Capacidad de Segmentación: Internet tiene una gran capacidad de segmentación que otros medios no tiene. Una acción por internet puede alcanzar públicos my concretos enviado mensajes específicos y personalizados, cosa que otros medios no tiene y que para marcas como Fanta, puede ser muy interesante
  • Coste: También supone un ahorro de coste. La televisión sigue siendo uno de los medios más caros, dejar de publicitarse en el ahorra costes y hace que los presupuestos de publicidad puedan hacer más hincapié en entornos digitales.
  • Modernización de la imagen: El entorno digital ofrece esa posibilidad de refrescar la imagen a través de formatos, medios y técnicas innovadoras.
  • Resultados Medibles: internet permite saber de forma sencilla el efecto de la publicidad sobre el crecimiento de visitas, ventas, mejora de marca… cosa que otros medio queda como algo más intangible.

No es la primera ni será la última de las grandes marcas que toma la decisión dejar de publicitarse en alguno de los medios tradicionales para poder centrarse íntegramente en el digital.