Seleccionar página

Gasto es una anotación contable que disminuye directamente el beneficio de una empresa. Siempre está asociado a una salida de dinero, ya sea de caja o banco, no recuperable.

El gasto es algo necesario en toda empresa, en mayor o menor medida, para que la empresa pueda estar en funcionamiento (aunque siempre se intenta reducir al máximo). Nunca está asociado de una forma directa a la producción

Coste es una salida de dinero directa o indirectamente por medio de recursos (puede ser, por ejemplo, un costo extra eléctrico o de personal), pero recuperable. Siempre está asociado a la producción de una actividad económica.

Cuando un coste aumenta si la producción aumenta podemos definir este coste como coste variable. Si se mantiene fijo, es un coste fijo. Un ejemplo es la época de rebajas de una tienda de moda, tienes un mayor volumen de ventas por lo que tienes que reforzar la plantilla laboral (costes variables), sin embargo la tienda en la que vendes sigue siendo la misma, por lo que el alquiler de la misma es un coste fijo, ya que no varía por el volumen.

Inversión está asociada a la utilización de recursos para obtener algún beneficio de ellos. La empresa busca mediante la inversión obtener ciertos ingresos a lo largo del tiempo (a corto, medio o largo plazo). Se puede invertir en modernizar por ejemplo una fábrica, emplear un exceso de caja o en ampliar una tienda. Siempre implica en renunciar de unos valores para obtener unos beneficios futuros