Seleccionar página

objetivos-empresaBajo este llamativo titular quiero hablar de un tema básico y sencillo pero no por ello menos importante. Vemos habitualmente hablar de qué es lo más importante para una empresa, unos hablan de ingresos, otros de producto/servicio, otros de clientes, otros de equipo comercial… está claro que todo esto es importante y que son elementos clave, pero lo que debemos mirar cuando hablamos del objetivo principal de una empresa es algo más sencillo.

Toda empresa tiene el mismo objetivo. Para conocer este objetivo tenemos de eliminar lo sobrante o menos importante para alcanzar el núcleo de esta cuestión.

Lo primero es eliminar todo aquello que no es objetivo, que son medios para alcanzarlo u objetivos secundarios, pero no son el objetivo final. Por eso tenemos que pensar que obtener clientes o clientes rentables, tener el mejor producto del mercado el más innovador, disponer del mejor equipo humano o de un CEO de referencia, no son el objetivo final de la empresa, si medios para alcanzarlo, pero no el objetivo final.

Para conocer el objetivo final de toda empresa, debemos pensar en el siguiente proceso de “streaptease” por parte de la empresa. Desnudémosla:

1º Paso: Conocer el Volumen de Ingresos de la empresa. Conozcamos el volumen de ingresos brutos de la empresa.

2º Paso: Eliminar todos los gastos asociados a la fabricación o comercialización del producto y servicio generador/es de ingresos

Aquí ya nos vamos acercando a nuestro objetivo final, pero aún tenemos que profundizar un poco más. Debemos conocer ese margen entre las ventas y los costes de esas ventas.

3º Paso: Del margen obtenido, debemos restar todos los costes empresariales y necesarios para la realización de la actividad empresarial. Aquí debemos eliminar los gastos de personal, oficina… una interminable partida de gastos asociada a la actividad empresarial.

Muchas empresas, sobre todo las multinacionales suelen terminar en este punto. Nosotros debemos ir un poco más…

4º Paso: Debemos añadir y/o restar aquellos gastos/ingresos/devoluciones asociados a los impuestos, a lo financiero…. Para poder perfilar un poco más ese dato.

Todo ello nos dará una cifra final. Esa cifra es el objetivo final de toda empresa. Ese dato es el que muestra la evolución y fortaleza de una empresa, si funciona o no.

El resto de aspectos como tener un buen producto, un excelente equipo, una gestión financiera de calidad, unos clientes rentables, una estructura equilibrada… todo ellos son medios que facilitan maximizar u optimizar este dato.