Seleccionar página

La relación entre la oferta y la demanda es una de las claves para poder entender el mercado, el marketing y el funcionamiento de las empresas. La idea es muy clara, pero primero vamos a definir Oferta y Demanda antes de explicar sus relaciones.

  • Oferta: por oferta entendemos todos los productos iguales o sustitutivos que satisfacen una misma necesidad. Por ejemplo productos para limpiar el cabello de personas (todos los productos que sirven para esta función confirman la oferta)
  • Demanda: por demanda entendemos todas aquellas personas que necesitan de ese producto (en este caso todas las personas que se lavan el pelo y para ello usan champú o similares)

Con estos dos elementos definidos, podemos analizar la evolución del mercado de cualquier producto así como entender cualquier fase de desarrollo de producto. Vamos a analizarla evolución general de esta relación:

 

Cuando la Demanda supera a la Oferta

Sucede cuando hay más personas que desean adquirir un producto que productos disponible en el mercado que satisfagan esa necesidad. Vamos a ser realistas, esto no es muy habitual, pero hay ejemplos de este tipo, como cuando se lanza un nuevo producto que abre un nuevo nicho de mercado o por ejemplo en la fase de la revolución industrial.

Es una situación así, el poder de la relación está en manos de los fabricantes, por lo que entendemos que las estrategias que se marcan son las de rentabilidad pura y dura, eliminación de costes y satisfacer necesidades.

En estas situaciones no son necesarias estrategias de ventas y marketing ni un análisis muy en profundidad para mejoras de producto, ya que lo que fabricas lo terminas vendiendo.

Hay excepciones, como cuando se lanza un producto nuevo que habrá una necesidad nueva, aquí en ocasiones se debe comunicar al mercado la existencia de este nuevo producto y dar a conocer sus funcionalidades.

 

Cuando la crece la Oferta y se contrae la Demanda (Más competidores y menos consumidores)

El problema surge cuando aumenta la competencia, es decir aumenta la Oferta de productos y por otro lado a su vez, se contrae la demanda. En este momento la situación cambia drásticamente, la Oferta es mayor a la Demanda y surgen nuevas necesidades y peligros, entre ellos el peor de todos es que no terminemos vendiendo todos nuestros productos.

Para evitar esto, las marcas empiezan a crear estrategias y acciones que ayuden a vender sus productos, a desarrollar mejoras o buscar nuevos mercados. Surge entonces el concepto moderno de empresa, surge el Marketing, las Ventas Estratégicas, el I+D… es decir la profesionalización de las diferentes áreas para hacer más eficiente la empresa y sus productos. La finalidad de todo esto es que si tiene que quedar productos sin venderse, sean los de la competencia y no los nuestros.

Ley de la Oferta y la Demanda

Gráfica Oferta/Demanda

En este gráfico podemos ver de forma simplificada lo que implica la relación Oferta/Demanda en la variable precio y en la variable productos vendidos:

Cuando la Oferta es baja y la demanda alta: los precios pueden ser mayores

Cuando la Oferta en alta  la demanda baja: los precios bajan, hay que evitar que nos quedemos con productos por vender y aparecen herramientas de marketing y ventas para fomentar las ventas.