Seleccionar página

pasarela de pago

La pasarela de pago es una servicio suministrado por un proveedor específico, con el que se autorizan pagos y se finalizan ventas en ecommerce. Podemos imaginarnos que es como una TPV que nos podemos encontrar en cualquier local físico en el que se pude pagar con tarjeta.

La pasarela de pago es un elemento muy importante ya que es un servicio en el que se codifica la información que aporta el cliente y asegura que la venta se hace con normalidad y seguridad. Es un punto crítico de la página web y muchas empresas.

Las ventajas para la empresa que vende es que se asegura un proceso seguro en la venta y garantiza que el proceso sea fluido y de calidad, evitándose problemas de mal funcionamiento (perdiendo ventas), ataques y genera confianza. El problema son los costes/comisiones de la entidad finalciera y en ocasiones, las dificultades de su obtención.

Obtener una pasarela de pago puede ser un dolor de cabeza para muchas empresas, si eres una empresa de reciente creación, si tu sector de negocio lo catalogan las entidades bancarias como de riesgo o como poco ético, si no tienes un histórico de operaciones… se pueden negar a facilitarte este servicio o imponer unas condiciones abusivas. Además, por otro lado, las altas comisiones pueden hacer una importante merma en tu margen de beneficio. Otro tema para tener en cuenta.

Para poseer una pasarela de pago, necesitas que una entidad bancaria u otra entidad que preste este tipo de servicios te permita utilizar su espacio. Nunca es fácil conseguir esto. Por lo general, las entidades bancarias van a pedirte mucha información para la obtención de la pasarela de pago: un histórico de la empresa, cuentas de resultado, un business plan… y aún así no siempre es sencillo y seguro. En mi caso, por ejemplo, además de un negocio online en 2009, con nada de recorrido de facturación, aunado a que era un negocio centrado en el dating y casual dating, provocó un no generalizado por las entidades bancarias nacionales. Este hecho no es baladí, ya que tuve que buscar una pasarela de pago de un proveedor de servicios de otro país (con excelentes condiciones económicas en comparación con las propuestas que teníamos en España). Es triste que finalmente parte de tu negocio tenga que terminar funcionando en otro país, aunque no lo quieras. Así nos va el pelo.

Además de las entidades bancarias habituales, se pueden buscar entidades internacionales que puedan facilitarte la obtención de una TPV Virtual, también hay empresas especializadas en este tipo de servicios. Además hay algunas consultorías que tienen experiencia en la obtención de este tipo de servicio que te podrán asesorar para la obtención de este servicio.