Seleccionar página

marketing-olfativoNo descubro nada nuevo hablando del Marketing Olfativo, una herramienta de marketing empleada ya desde más de una década de forma profesionalizada por las empresas, tanto por empresas de marketing especializadas como por clientes finales que usan esta herramienta.

El olor tiene un gran poder evocador en las personas, mucho más poderoso que la palabra o la música. Es capaz de trasladar a la persona que tiene esa experiencia olfativa a otro lugar o despertarle sensaciones variadas.

El Marketing Olfativo se usa básicamente para dos funciones: la de Potenciar Ventas y la de Generar Sensaciones determinada en los clientes.

Potenciando Ventas: El Marketing Olfativo es muy usado para potenciar ventas en determinados servicios como por ejemplo en la restauración. Un ejemplo clásico es en los cines con la máquina de palomitas. Muchas veces la máquina de palomitas por sí sola no llega a generar el olor en todas las zonas comunes del cine, por lo que una pequeña ayuda siempre puede venir bien.

Para ello se suele emplear olor intenso de palomitas en todas las zonas comunes por medio de dispensadores de aroma, como una forma de recordar a los clientes que hay palomitas disponibles. Es una forma además de incitar a la necesidad o apetito de palomitas.

Generando Sensaciones: Quizás este sea el más común de todos. Es muy utilizado por cadenas hoteleras o Spa.

En el caso de las cadenas hoteleras, se suele emplear el mismo aroma en todos sus establecimientos. La finalidad es que todos ellos huelas igual sea el lugar del mundo que sea. Esto potencia la sensación de confort para los clientes más asiduos.

En el caso de los Spa se usa para dar una determinada sensación de relax por ejemplo a todos los lugares del spa, desde las zonas de piscinas hasta los vestuarios que quizás fuesen a tener peores olores. Consiguen una homogenización de espacios.

Ventajas del Marketing Olfativo:

  1. Está reconocido el poder evocador de los olores, que son capaces de generar sensaciones y estímulos en los clientes.
  2. Además los clientes estamos más habituados a la publicidad visual o auditiva, no tanto para experiencias olfativas, por lo que nos puede impactar de una forma más intensa.
  3. Formato novedoso: ideal para sorprender a los clientes.
  4. Ideal para negocios donde el proceso de compra se produzca dentro de un espacio cerrado