Seleccionar página

El comercio electrónico es una realidad, una vía de ventas perfectamente establecida, que cada vez mueve un mayor número de productos, un público más amplio y un mayor volumen de intercambios. Para algunos sectores es ya la única vía de entrada de ingresos y para otros muchos, por tradicionales que sean, el porcentaje de ventas por esta vía cada vez tiene un mayor peso y relevancia.

Los estudios y cifras así lo acreditan. Así las estadísticas de la ONTSI marca la tendencia del sector de una forma clara según la facturación B2C en España; pasando en el 2007 de 5.912€ millones a 14.610€ millones en 2013. La misma tendencia llevan las cifras de usuarios que compran en Internet así como el volumen de facturación del comprador online.

¿Qué debe debo hacer para vender más en Internet?

  • Lo primero es que NO basta con tener una tienda online, una TPV virtual y subir los productos a ella. Eso no nos diferenciaría. Deberemos desarrollar un conjunto de técnicas y herramientas para potenciar esta venta.
  • Amplitud de miras: Internet es un medio en el que puedes vender un producto determinado, pero también puedes desarrollar venta cruzada, venta de productos asociados o productos con valor adicional.
  • Importancia del Servicios telefónico y postventa: La venta online puede ser totalmente intangible (y eso siempre genera miedos y desconfianza) un servicio de preventa y postventa efectivo, cercano y claro puede contribuir a potenciar esa sensación de seguridad. Además ayudaremos a la fidelización de los clientes.
  • Servicio de entregas: debe ser de confianza, de calidad y ser competitivos económicamente. Es uno de los pilares fundamentales
  • Coordinar estrategias offline con los esfuerzos online que se hacen. Puede ser una forma de potenciar la imagen de marca, la confianza en la tienda online y de poder redirigir a usuarios que quizás de otra forma nunca llegarías.
  • Adaptación del Producto/Servicio: a veces debemos de adaptar nuestro producto y servicios al punto de venta online. No todos los productos se pueden vender de igual manera que por vía offline. Cada canal de venta tiene unas necesidades y en el canal online tiene las suyas. Por ejemplo se pueden incluir posibles personalizaciones del producto, visualizar diferentes posibilidades, completar el producto con otros productos y herramientas…
  • Poseer una estrategia digital: debemos tener definida una estrategia digital que entronque con la estrategia offline así como con el resto de la estrategia general del negocio.
  • Las Devoluciones: este es uno de los puntos críticos del servicio ya que pueden afectar a las relaciones con lo clientes o puede hacer mucho daño a la cuenta de resultados de la empresa por los problemas que pueden generar.
  • Vender Online no necesita recursos: vender online necesita de recursos diferentes a los de la venta tradicional. Aspectos como el soporte web, la atención al cliente, el desarrollo de la dimensión digital de la empresa… son aspectos que a tener muy en cuenta y que necesitan de recursos económicos y de personal.
  • Fraudes: es un aspecto a tener planificado. Todas las empresas pueden sufrir fraudes ya sea con problemas con el producto, entregas o con el pago del mismo. Debemos tener unas líneas de actuación y coordinados al personal que se encargue de la venta online.

 

Otros Consejos:

  • Tener un portal seguro y además que nuestro cliente se sienta seguro. Incluye tus certificados en el site, comunica con claridad, cuida el diseño de tu áre de pago, que tu pasarela de pago funcione de forma eficiente… No solamente es importante ser una tienda segura, tenemos que conseguir que nuestro cliente se sienta segura en ella.
  • Mantén una comunicación ágil con la persona que esté en el proceso de compra. Si surge un problema durante el proceso de venta, reacciona rapidamente, para ello puedes general alguna herramienta de contacto que ayude a despejar todas las dudas a tu cliente. Abre quizás un chat o servicio de mensajes directo, facilita un teléfono de contacto… son ideas de no perder ventas y de fidelizar a clientes.
  • Cuida el diseño y la calidad de la programación. Un buen diseño ayuda a que el cliente se sienta seguro en tu tienda. Si además incluímos una buena programación web que haga una navegación ágil, ayudaremos a que el cliente está más predispuesto a realizar alguna compra.
  • Piensa que tu eres el cliente. Este pensamiento siempre es muy positivo si eres lo suficientemente objetivo.
  • Ofrece sistemas diversos de pago. No limites la transacción económica a una tarjeta de crédito, amplíalo a otras formas de pago como Paypal y otros servicios. Es importante dar opciones y no limitar a nuestro posible comprador.