Seleccionar página

10 Motivos habituales por los que puede fracasar mi Blog Cultural

Muchos son los que empiezan un blog, pero pocos los que logran tener relevancia y conseguir los objetivos que se han establecido. La vida media de un blog activo es relativamente corta. Vemos como muchos blogs que empiezan cargados de ilusión y buenas ideas, van pereciendo por el camino, llenando las cunetas con dominios, contenidos y post olvidados. Un blog no es sencillo de mantener y se debe tener mucha paciencia hasta que realmente empieza a ser un espacio relevante en internet.

Vamos a explicar y comentar algunos motivos de este nivel de mortalidad. Seguro que hay muchos más. La idea es básicamente hacer reflexionar sobre las implicaciones de tener un blog activo y aportar consejos para que tengan éxito.

No tener una rutina de subida de contenidos. Ya hemos hablado mucho de que es importante tener una constancia en la subida de contenidos. Crear una rutina de subir varias veces a la semana varios post o contenidos es fundamental. No sirve de nada subir un día 4 post y estar dos semanas sin subir ninguno.

Crear una rutina de subida de contenidos es positiva ya que te obligas a subir contenidos y habitúas a tus lectores a seguirte. Dos puntos muy positivos. Tampoco tenemos que subir todos los días o que los contenidos que subamos sean siempre brillantes, entendemos que esto no es posible, pero sí de tener una media de contenidos constante en el tiempo. Lo ideal sería 2 ó 3 contenidos de calidad a la semana.

Dependencia por el Feedback positivo. Hay mucha gente que necesita comentarios positivos, visitas desde el primer momento o que le digan que está haciéndolo bien para seguir motivado y seguir subiendo contenidos. Sobre todo al principio, pero durante mucho tiempo, tu blog no va a recibir este tipo de retroalimentación ya que va a pasar totalmente desaparecido. No hay que tener prisa.

A veces doy el consejo de que en los primeros estadios de un blog, no miremos las analíticas referentes a número de usuarios y páginas vista. Para evitar desmoralizarnos ya que trabajar una par de horas para lograr un buen contenido y que solo sea leído por una persona, es lógico que te canse.

Escasez de Visitas. Piensa que tardarás entre 12 y 24 meses, y eso si trabajas bien tu blog, en empezar a tener visitas que sean dignas de mención. Esto suele ser muy desesperante ya que si creamos un buen contenido y le dedicamos tiempo y cariño y no es visto por nadie, puede desalentarnos. Asúmelo y empieza a construir contenidos para cuando tengas esas visitas.

La visitas irán llegando a nuestro blog, ya sea por Posicionamiento, ya sea por que se convierta en un referente del sector, ya sea por que los difundan las redes sociales. Pero desde el principio deberás cuidar las calidades y contenidos. Todo ese trabajo hecho te ayudará más adelante.

Escasez de interacciones con lectores. Muy en línea con lo anterior. Siempre es agradable recibir comentarios, pero no es habitual tenerlos y mucho menos en un principio. Quizás solo recibas spam los primeros meses. No hay que desesperarse.

Dificultad de Destacar en Internet. Otro punto importantes es que es muy difícil destacar en internet. Puedes llevar meses trabajando y tu blog sigue sin posicionarse en aquellas palabras que consideras importantes. En internet hay muchos contenidos y espacios que quizás hablen de lo mismo que tu blog. Dale tiempo y el peso de contenidos originales, la regularidad y la calidad irán dando sus frutos.

No Definir bien los objetivos del Blog: ¿Sabes qué quieres conseguir con tu blog? Es una pregunta fundamental que hay que tener en cuenta. Quizás con tu blog solo quieras imagen personal, o redirigir usuarios a una web, o ayudar a las ventas o posicionar una web. Establece bien esos objetivos, te ayudará a ver cómo los vas obteniendo poco a poco. Quizás estes consiguiendo tus objetivos y no lo sepas.

No tener tiempo. Un blog lleva tiempo, dedicación y esfuerzo. Si no lo tienes, quizás lo debas enfocar desde otra perspectiva. Redactar un buen post cada 2 ó 3 días exige tiempo, dedicación y regularidad. Hay muchos blogs que empiezan para que rápidamente dejan de actualizarse por esta razón.

No tener la Formación. No es necesario ser un genio para poder crear contenidos originales y de calidad que sirvan para tu blog, pero sí que se necesitar tener unos conocimiento o inquietudes respecto al tema que tratas.

No estar motivado. Quizás lo que te falte es motivación con la temática del blog o que un jefe te ha pedido que lo lleves y gestiones. Mal empezamos.

Un mal Dominio. Un mal Hosting. A veces hay aspectos más técnicos que ponen trabas a nuestro blog. La elección de una buen dominio (ya lo hemos analizado en este blog) es importante para facilitar nuestra presencia en internet. El hosting es también importante, un mal hosting, lento que de problemas a las conexiones o que esté con regularidad caído o fuera de red, también será un problema.

Si quieres saber más sobre Blog y WordPress, no dudes en pinchar aquí