Google cada vez tiene menos visitas y búsquedas. Muchas de éstas se han derivado a otras herramientas como Youtube, Facebook, Apps oficiales o accesos directos.

Efectivamente el monopolio de las búsquedas en internet que había tenido Google en las últimas décadas se está deteriorando por dos motivos básicos, nuevos medios y un nuevo uso por parte de los internautas.

Vemos también que no es un problema tanto de robo de cuota de mercado por otros buscadores y directorios, sino más bien un cambio de hábitos y usos de internet.

La aparición, desarrollo y consolidación de espacios como Facebook, Youtube, Twitter… han hecho que muchos usuarios realicen sus búsquedas en internet directamente a través de estos medios. Es muy habitual buscar material de Marketing por ejemplo directamente en Youtube o buscar el nombre de un restaurante en Facebook.

Otro elemento interesante en este sentido son las aplicaciones móviles, cada vez más empleadas y que también contribuye a reducir búsquedas en Google ya que no necesitas acceder al buscador para llegar directamente a espacios como tu banco, el tiempo, información diaria…

Además, los usuarios van cambiando su forma de navegar y entender internet. Así cada vez es más habitual que el usuario acceda introduciendo directamente la dirección de la página para acceder a sus sitios habituales. Este acceso directo resta búsquedas en Google.

Con todo esto, no queremos decir que Google vaya a desaparecer, simplemente que ha evolucionado la situación de su monopolio, a otra forma de usar internet. Google seguirá, por el momento, siendo el rey de las búsquedas, pero la situación ha cambiado.