Seleccionar página

Continuamos explicando de los principales datos de información que nos aporta Google Analytics y otros servicio de analítica web sobre nuestra página web. En este post hablaremos por tanto de las páginas vistas de nuestra página web así como del ratio entre las páginas vistas y el número de sesiones.

Páginas vistas son el número de diferentes páginas vistas en nuestra página web en un periodo de tiempo. Es un valor numérico que tiene que ser siempre igual o superior al número de sesiones en ese mismo periodo de tiempo ya que cada sesión, como mínimo, tendrá una página vista, que es la página a la que el usuario haya accedido en esa sesión.

El ratio Páginas/Sesión es clave para conocer el número de páginas vista por sesión. La forma de obtener este dato es muy sencilla, se tomas el total de páginas vistas en un determinado periodo y se divide entre el número de sesiones en ese mismo periodo (Google Analytics y otras herramientas de análisis web genera este dato de forma automática).

Este ratio tiene un gran interés para nosotros, ya que nos indica el número de páginas vista por sesión. Como propietarios o administradores de una página web, nos interesa que este ratio sea lo más elevado posible, ya que así determina que el usuario interactúa con nuestra página web y que una vez haya accedido a nuestro site, está encontrado otros artículos o contenidos de su interés.

Este ratio se ve influido mucho por el tipo de página web, si por ejemplo es una tienda online, es normal que haya muchas páginas vista por sesión ya que entendemos que el usuario que entre en la página, comparará productos, por lo que abrirá diferentes páginas. Otras páginas web como por ejemplo un blog, es muy probable que este ratio sea inferior, el usuario ha encontrado la información que buscaba y se deja el blog, no tiende tanto a navegar en la página.

Un ratio demasiado bajo puede implicar que finalmente el site carezca de contenidos atractivos o de valor. Recordad que siempre recomendamos que el contenido que se suba a la web debe ser contenido de interés, propio y de calidad. También puede haber otros factores que influyan como el diseño, el servidor, la temática… todo ello se puede cambiar y mejorar, pero lo que debemos incidir es siempre en el contenido, que es lo que aporta valor a nuestro espacio.