Seleccionar página

Uno de los principales datos que tenemos que ver dentro de una Analítica Web es el rebote y la tasa de rebote (Bounce rate) que tiene una determinada página web

Rebote se produce cuando una sesión visita una sola página de una web y por tanto no interactúa con ella, ya se por que esa el usuario abandona inmediatamente la visita al no encontrar lo que busca o porque nuestra página solo tenga una página. La Tasa de Rebote surge de la división entre número de rebotes entre número sesiones totales y lo multiplicamos por 100 para poder obtener el tanto por ciento (Así por ejemplo nuestra página ha tenido 300 visitas de las cuales 85 han sido rebotes, el ratio de rebote es de 0,283, si esto lo multiplicamos por 100, sale la tasa de rebote de 28,33%, lo que nos dice que de cada 100 sesiones, 28,33 han sido rebotes).

La tasa del rebote es muy importante, al menos por el momento, para Google Analytics ya que determina que una página con muchos rebotes puede significar que el usuario o visita de la misma no ha encontrado lo que buscaba, por lo que tenderá a penalizar a esa página a nivel SEO.

Formas para evitar las tasas de rebote elevadas:

  1. Implementar el código de seguimiento de Google en todas las páginas
  2. Generar contenido de interés
  3. Crear elementos que ayuden a interactuar al visitante y que inviten a navegar dentro de la web
  4. Haga un diseño de la página de entrada más atractivo.
  5. Analice los criterios por los que la página recibe visitas ya que quizás no encajen con el contenido de la misma.
  6. Si hace publicidad, revise las palabras clave.
  7. Revise la velocidad de carga de la página web. Recuerde que a los usuarios no les gusta esperar a que carguen las página web.
  8. Versión móvil de la web. Quizás muchas visitas vengan de dispositivos móviles, si tu página no está lo más mínimamente adaptada a una versión móvil, quizás también por aquí puedan venir los problemas.