Seleccionar página

Incluso los proyectos y empresas más importantes del sector digital le surgen problemas y Facebook tampoco se libra.

La Red Social creada por Mark Zuckerberg no se libra de los problemas. A los ya conocidos problemas sobre la seguridad de la información, los índices de tiempo de uso… se suma la retirada masiva de muchos de sus grandes anunciantes.

Hace unos días Univeler tomo la decisión de quitar toda la publicidad que mensualmente insertaba en la red social. Esta semana se le han añadido otras empresas de referencia como LEVI’s, Starbucks, Coca-cola, Diageo y Honda, entre otros.

El motivo de esta salida de grandes anunciantes (salida que solo en los anunciantes que ya han confirmado hará un descenso de ingresos de publicidad de 250/500 millones de dólares) es porque se pone en duda todas las acciones que Facebook ha desarrollado tras todo el gran problema que se detectó tras las últimas elecciones a Estados Unidos, así como tras todo el problema con las votaciones durante el Brexit.

Los grandes anunciantes que han retirado su publicidad exigen a la Red Social una auditoría para confirmar que realmente Facebook está realizando avances con su política de privacidad y Seguridad de usuarios.

A este problema, bastante importante, debemos añadir algunos otros que, sin duda, durante 2020, Facebook se deberá enfrentar y aportar soluciones su quiere que su actividad y acciones se mantengan a buen ritmo.

  • Excesiva dependencia en unos poco anunciantes: Facebook tiene 8 millones de anunciantes, pero solo 100 se llevan el 18% de la facturación total de publicidad.
  • Sin otras líneas de ingreso que no sean la publicidad: De los casi 18.000 millones de ingresos de Facebook solo 297 millones son externos a la publicidad. Un ratio muy bajo y peligroso que marca su total y absoluta dependencia de la publicidad.
  • Facebook como Anunciante: Facebook necesita de altos niveles de publicidad anual para mantener su ritmo de crecimiento y mantenimiento de actividad en la red. Así por ejemplo en 2019 Facebook invirtió la friolera de 4.250 millones de dólares en publicitarse.
  • Problemas en la Aplicación: además Facebook sigue teniendo problemas con su aplicación y sigue dando numerosos problemas de software, así como momento en los que el acceso queda cortado. Una de las últimas fue en noviembre de 2019 cuando durante más de 4 horas quedó fuera de servicio a nivel global.
  • Problemas con Hacienda Europea. La Unión Europea sigue presionando a las grandes compañías americanas que intentan limitar al máximo el pago de impuestos en la UE. Este también puede ser un gran problema para Facebook en 2020 y 2021.
  • Problemas para entrar en nuevos mercados: sigue sin poder tener una presencia desarrollada en mercados tan críticos como China, que está copada por otras redes sociales originarias del país.
  • Pérdida de valor en los contenidos: cada vez hay menos contenidos de interés en Facebook, lo que provoca que cada vez haya más cuentas inactivas y los usuarios activos pases menos tiempo medio diario en la red.
  • Spam: otro de los problemas es la gran cantidad de spam (a nivel de cuentas y contenidos) que existen en Facebook. Este hecho provoca que la experiencia del usuario sea menos atractiva.