La digitalización de archivos, contenidos, piezas y espacios acercan de forma única, la cultura a la sociedad moderna.

Este proceso es clave en un nuevo concepto museístico moderno, pero que va más allá de este entorno, llegando a ser un elemento mencionado en los derechos del individuo.

Como dice la Declaración de los Derechos Humanos, artículo 27: “Toda persona tiene derecho a tomar parte libremente en la vida cultural de la comunidad, a gozar de las artes y a participar en el progreso científico y en los beneficios que de él resulten.”

Estamos por tanto ante una obligación de museos y otras entidades culturales en su afán de acercar la cultura a la sociedad, afán que es uno de sus objetivos existenciales.

El objetivo de estos archivos digitales se centra en almacenar, conservar, catalogar y facilitar su promoción y difusión en la sociedad. Esta digitalización hace que, desde cualquier lugar y momento, una persona pueda tener acceso a estos contenidos universales.

La digitalización por tanto es un facilitador, acerca la cultura al individuo y la sociedad en general. La Unesco resume en unos pocos puntos los objetivos básicos de esta digitalización:

  1. Promover la preservación del Patrimonio, tanto cultural como científico o natural.
  2. Facilitar el acceso al público en general (respetando los derechos de propiedad oportunos en cada caso)
  3. Profundizar en las áreas de investigación y estudio al facilitar el acceso a los públicos profesionales.

Con todo ello, vemos que la digitalización es un elemento clave de la cultura y de la Promoción Cultural. La entendemos como una obligación por parte de la entidad cultural.

Ahora vamos a ver algunos ejemplos de Galerías, Museos y Bibliotecas que ya están trabajando en este tema:

  • Museo del Prado: que ha digitalizado toda su obra o al menos una parte importante y que la da de acceso al público a través de su página web

 

  • Biblioteca Digital Mundial: es un proyecto que nace ante las posibilidades abiertas de internet y que da acceso de manera gratuita a materiales culturales de todo el mundo.

 

  • Biblioteca Pública de Nueva York: en 2016 digitalizó más de 187.000 documentos dándoles acceso público y gratuito

 

  • Europeana: con más de 57 millones de obras, y documentos digitalizados, es uno de los espacios más relevantes que para compartir la herencia cultural con fines de educación, investigación y disfrute.

 

  • Biblioteca Virtual del Patrimonio Bibliográfico: Todo conjunto de materiales provenientes de archivos, biblioteca y museos españoles; y que conforman parte del Patrimonio Bibliográfico Nacional.