Seleccionar página

Todo está cambiando a una gran velocidad y también la posibilidad de triunfar, aunque sea en los negocios. Como siempre aconsejamos formación y experiencia al lanzar un nuevo negocio al mercado, quizás estas variables sean las que reducen de forma clave las posibilidades de fracasar o cometer errores clave, pero una buena idea, “dos dedos de frente” y un espíritu emprendedor pueden ser suficientes para que triunfemos en el mundo laboral.

Digo todo esto ya que el artículo de hoy es un ejemplo de triunfadores del mundo laboral que han tenido un éxito sin pasar demasiado tiempo en las clases de universidades o institutos. Lo que me gustaría destacar son algunos puntos que todos ellos tienen en común:

  1. Mentalidad de emprendedor
  2. Visión, tener una idea, un sueño.
  3. Luchar por lo que uno quiere y desea. Nunca ceder y si se cae, habrá que levantarse.
  4. Amar el trabajo, la empresa.

Algo que debemos tener claro es que ni el estudio es garantía del éxito, ni el no contar con un título es garantía del fracaso.

Existen diversos ejemplos de multimillonarios exitosos que han logrado cambiar el mundo sin siquiera haber obtenido un título universitario, tal es el caso de:

  • Steve Jobs
  • Bill Gates
  • Mark Zuckerberg,
  • Amancio Ortega, quien actualmente es el tercer hombre más rico del mundo, ni siquiera terminaron la escuela.
  • Richard Brandson
  • Mark Zuckerberg
  • Michael Dell

Emprendedores sin formacion

Con este post el objetivo no es invitarlos a que abandonen sus estudios, una buena educación es vital para todo emprendedor, empresario o trabajador y que estos ejemplos de millonarios exitosos sin título no son más que casos excepcionales. Así como estos 6 empresarios tienen grandes logros sin estudios, también hay ejemplos de emprendedores que estudiaron gran parte de su vida para desarrollar los conocimientos y habilidades que luego pusieron en práctica y os puedo asegurar que estos son mucho más numerosos que los anteriores.

En la misma línea también podemos decir que hay muchos más fracasos entre aquellos que carecen de una formación apropiada o experiencia a aquellos que emprenden sin formación

Lo realmente importante de estas historias es reconocer que la educación impartida en colegios y universidades nunca será completa, es necesario que como emprendedor tu aula sea el mundo y tus profesores sean todas las personas que se encuentran a tu alrededor. Emprender es un camino de constante aprendizaje donde cada día es una oportunidad para crecer. No esperes que la escuela te prepare para afrontar todos los retos que la vida te tiene preparados, es necesario que asumas tu destino con responsabilidad y comiences a ser el arquitecto de tu futuro.

No olvides dejar tus comentarios