Seleccionar página

Efectivamente el 42% de las compras de tecnología en España ya se realizan en internet, seguido en un 29% por los “Category Killers” del sector (Mediamarkt, Worten…) , las grandes superficies generalistas con un 16% (Corte Inglés, Carrefour…) de la cuota de mercado y en último lugar, las pequeñas tiendas con un 13%.

A este dato, de por sí relevante, se potencia con que en los dos últimos años, el presupuesto por ciudadano para tecnología pasó de 213€ a 316€ (un incremento de casi un 50%). Un crecimiento mucho mayor que en cualquier otro segmento de compras.

El motivo de este peso del e-commerce en la compra de tecnología así como del aumento del gasto por ciudadano, viene dado por diferentes razones y tendencias que no harán más que agudizarse y seguir creciendo en los próximos años:

  • Las grandes ofertas y promociones que se asocian a la venta por internet (por ejemplo el Black Friday o los días sin IVA solo para ventas Online)
  • También, en numerosas ocasiones, por internet se puede encontrar el mismo producto un poco más barato que en el punto de venta habitual. Por un lado tienes un mayor número de proveedores con los que comparar precios y por otro, al tener dichos proveedores por internet menos costes que las superficies físicas, hacen que a nivel de precio sean muy competitivos.
  • Por otro lado, siguen desapareciendo paulatinamente los miedos a la compra por internet. Además los nuevos compradores (de entre 16 – 22 años) están mucho más habituados a este canal de venta.
  • También destacaría la relevancia de la venta de tecnología de segunda mano, que tiene una presencia importante en internet

Por todo ello, el e-commerce tiene un peso muy relevante el sector tecnológico, un gran número de ventas se producen por este canal. Es fundamental por tanto, tener un espacio de calidad y seguro así como bien posicionado para poder competir y obtener más ventas. Digitalizarse o morir.