Seleccionar página

El autónomo deberá responder de su patrimonio particular en el caso de deudas que no pueda cubrir con su actividad laboral

Ser autónomo es una de las vías de trabajo principal en el sector cultural. Sin embargo, muchos de los nuevos autónomos no suelen conocer las responsabilidades que puede tener ostentar este cargo o puesto.

Las deudas que un autónomo puede haber incurrido durante el ejercicio de su actividad, tendrán un peso en lo particular, ya que los acreedores podrán hacer efectivo todos los resortes legales para poder cubrir esa deuda contraída.

No solamente afectará a todos aquellos bienes directamente asociados a la actividad como autónomo, sino que también puede afectar y de forma muy importante a su patrimonio particular, ya que responde con él. Es por este por lo que en muchos casos, los autónomos que se desarrollan y progresan terminan fundando una empresa, con la intención de limitar al máximo esa responsabilidad

Principales elementos que deberíamos tener en cuenta:

Patrimonio Particular: Autónomo está obligado a responder ante las potenciales deudas con su patrimonio particular. Solo quedaría exenta su vivienda principal si tiene un valor inferior a los 300.000€. Esto quiere decir, que los los acreedores podrán exigir una satisfacción de su deuda con el patrimonio particular del autónomo (viviendas, propiedades…)

Recomendación: Cuando inscribamos la actividad en el Registro Mercantil, deberemos indicar que inmueble queda exento del ejercicio de responsabilidad del autónomo.

Embargo de bienes del cónyuge: En el caso en el que el autónomo esté casado, los bienes del cónyuge también se podrán ver afectados. Se deberá tener en cuenta el tipo de matrimonio (bienes gananciales) y las características de los bienes del cónyuge.

Este también punto es muy importante tanto para el autónomo como para su cónyuge y quizás sea interesante realizar declaraciones de la renta por separado.