Seleccionar página

El Marketing orientado hacia las organizaciones culturales lo podemos definirlo como: “el conjunto de estrategias y acciones para conectar a los públicos objetivos definidos previamente con nuestro producto, bien o servicio cultural y lograr por este medio, los objetivos establecidos que deben estar en línea con la misión de la organización cultural.”

A la hora de aplicar el marketing en cultura, debemos pensar en las famosas 4Ps del Marketing + las 3Ps adicionales que se han incluido en teorías más recientes

Estas 7Ps del Marketing son una superación de las clásica 4Ps del Marketing Mix, ahondando más en los elementos externos al organismo cultural que quiere implementar una estrategia de marketing. Una visión más global y de éxito que se debe tener en cuenta al diseñar un plan de marketing

  • Producto: es el producto, servicio o bien cultural que queremos hacer llegar a nuestro público objetivo. Debe estar en línea con el público al que queremos llegar. Es el punto de inicio de la la estrategia de Marketing.
  • Place – Lugar: es la ubicación de nuestro producto, nuestra página web… debemos hacerlo accesible y atractivo, pero también tenerlo adecuado para albergar nuestros producto cultural.
  • Precio: debemos pensar en el precio económico de ese bien/servicio/producto ya sea en forma de entradas, por ejemplo, pero también el coste de tiempo, dificultad de acceso… Para muchas entidades este precio es la única fuente de ingresos de la actividad, de ahí la importancia de este elemento.
  • Promoción: son las acciones que estamos desarrollando para hacer llegar ese producto al público: comunicación, publicidad, página web…
  • Público: es el público objetivo al que se dirige o queremos dirigir nuestro producto/bien/servicio cultural. Buscamos crear relaciones estables en el tiempo, por lo que es claro tenerlos bien definidos para no errar en el resto de estrategias y acciones que se desarrollen.
  • Procesos: conocer nuestra competencia y saber lo que hacen bien y mal para captar a nuestro público. Es fundamental realizar estudios e investigaciones de mercado en este punto sobre nuestros clientes, la competencia, productos alternativos o complementarios, legislación… La información aportará luz en las acciones que queremos desarrollar.
  • Posicionamiento: se debe tener claro la situación del producto, a donde se quiere llegar. También es importante conocer el entorno de la entidad y cómo este nos puede afectar.

Es Mix de elementos es lo que da forma al Marketing Cultural. Se deben trabajar con estas herramientas, el peso de cada una de ellas depende del tipo de producto y del cliente/público, pero en mayor o menos medida, estos puntos deben estar presentes a la hora de hacer un plan de marketing, tanto es sus objetivos, como en sus estrategias y acciones puntuales.