La grandes empresas y corporaciones están incluyendo un nuevo perfil dentro de sus altos directivos, la de los profesionales con formación humanista.

Las empresas buscan un perfil más de humanidades para algunos puestos, para que aporte una visión diferente y más cercana a la sociedad frente al perfil técnico y especializado que hasta hace poco copaba estos puestos y hacía que el consejo de dirección tuviese una única perspectiva.

El motivo fundamental de esta entrada de perfiles humanistas en las empresas se centra en que puedan aportar una perspectiva nueva y diferente al consejo de dirección en la toma de decisiones. Enriquecer la visión desde un enfoque más humano, histórico y cercano a la gente y la sociedad.

También estos perfiles se hacen especialmente interesantes para liderar equipos humanos, por una mayor capacidad, generalmente, empática hacia las personas (empleados, clientes, proveedores…)

Los perfiles más buscados son personas con formación en historia, filosofía, filología, artes… pero con una vertiente empresarial fuerte, con formación y experiencia en cambios de dirección, marketing o gestión de empresas y equipos.

Con todo, son posiciones muy altas, por lo que el acceso a las mismas no se suele hacer por procesos de selección habituales. Suelen gestionarse a través de headhunters específicos o a través de relaciones previas o contactos. No te encontrarás estos puestos en las páginas habituales de búsqueda de trabajo.