Seleccionar página
Este año 2017 es un año importante dentro de la industria musical ya que se consolidan varias tendencias que estábamos viendo en los últimos años. También surgen algunas nuevas que pueden ser relevantes y que deberemos tener presentes para los próximos años. En este post os describo algunos de los indicadores más interesantes de este 2017:

  • La venta de Música en soporte físico frena su caída y sube ligeramente. Quizás solo sea algo puntual, pero podemos pensar que quizás haya alcanzado el suelo de la música en formato físico, punto sobre el que quizás no baje más. Este suelo lo configura, sobre todo, la venta de vinilos y materiales de coleccionistas así como de las ediciones especiales.
  • La música en streaming sigue creciendo y ya se configura por encima del 50% de la facturación den consumo de música grabada. Se ha consolidado como la opción de preferencia de escucha de música y más cuanto más joven es la audiencia.
  • Youtube sigue siendo el rey en la escucha en streaming de música. Youtube sigue siendo la plataforma de referencia para disfrutar de los contenidos en streaming a nivel de tiempo de escucha.
  • Los formatos de pago de música digital se mantienen consolidados convirtiéndose en una de las vías de facturación de más éxito actualmente. Ya sea a través de subscripciones, publicidad u otros formatos, ya se empieza a ver la rentabilidad en este negocio, tanto en el streaming como en el modelo por descarga.
  • Los conciertos son la fuente de ingresos principales de los artistas. Efectivamente son las actuaciones la línea principal de ingresos para muchos artistas, tanto es así que en muchas ocasiones lanzar un disco ya es más que nada, la escusa para poder iniciar una nueva gira de conciertos. También tiene importancia, en función del tipo de música y audiencia el merchandising y las actividades promocionales asociadas a otras marcas y productos.
  • Spotify aumenta su valoración a 16.000$ millones. Sin duda lo convierte en uno de los referentes más importantes del mercado musical global. Para reforzar más esa idea, ya en Julio del 2017 habían alcanzo los 60 millones de subscriptores Premium en todo el mundo (con un total de 140 millones de usuarios), convirtiéndose así en uno de los operadores de referencia del sector.

Con todo, seguimos con aspectos que siguen en proceso de definición o re-definición, que espero que se irán madurando con más tiempo:

  • El papel de las discográficas. Es un punto muy importante y determinante del sector ya que aún muchas de las grandes casas siguen buscando su nuevo nicho de mercado y de realidad. Quizás las que más se han movido han sido las pequeñas casas y las de reciente creación. Su peso en el mercado sigue siendo crítico, pero muchas están aún un poco “perdidas”, y deberán ir redefiniendo bien su negocio y no estamos solo hablando se la venta de discos.
  • Entrada de jóvenes artistas en el mercado. Hay una dualidad, por un lado es más accesible gracias a internet y lo digital permitiendo llegar al gran público y a bajo coste, pero por otro lado es más complicado por el escaso apoyo de las discográficas a los jóvenes talentos (lo tienen que ver muy claro), antes un artista que recaía dentro de una gran discográfica tenía todas las cartas en la mesa para poder triunfar, ahora las grandes casa solo apuestan por los valores consolidados o con un potencial crecimiento.

Por otro lado, siguen abiertos muchos discusiones que seguimos sin tener una clara postura por las diferentes partes: ¿Música subvencionada o no? / ¿Impuestos al arte? / ¿La cultura es cara? / Lo operadores de ventas de entradas / Rica o Escasa oferta musical / El cierre de salas tradicionales / La burbuja de los festivales…