Seleccionar página

Intentaremos ver si es interesante o no hacer un Máster en Gestión Cultural como forma de encontrar un primer trabajo en el sector o para mejorar el que ya tenemos.

Está claro que hacer un máster, sea del tipo que sea, tiene muchos elementos en contra como el precio, el coste en horas y dedicación, no saber si te va a ayudar a encontrar un nuevo trabajo…, pero está claro que, a lo largo de nuestra formación o vida laboral, esta inquietud puede surgir en varias ocasiones.

En qué me puede ayudar un Máster en Gestión Cultural

Un máster puede ser una gran ayuda en función de la situación de cada alumno, así como del máster que se escoja. Por eso es muy importante saber escoger bien el máster que queremos cursar, así como el momento en el que lo queramos hacer

Aquí os dejo un link a otro post sobre “Consejos l elegir un Máster en Gestión Cultural”

Un máster puede contribuir a

  • Encontrar prácticas en el Sector: siempre puede ser una buena opción para alumnos sin experiencia laboral y una oportunidad para conocer si el sector cultural nos interesa e incluso para poder continuar las prácticas, pero ya con contrato laboral.
  • Mejorar mi Currículo Vítae: es uno de los motivos fundamentales para hacer un máster. Mejorar el currículum puede ayudarnos a encontrar un trabajo en el sector cultural o mejorar uno que ya tengamos.
  • Poder encontrar un mejor puesto en mi actual trabajo: muchos hacen un máster pensando en encontrar un trabajo mejor que el que uno ya tiene. Está claro que un buen máster puede hacer que tu perfil gane muchos enteros en un proceso de selección
  • A encontrar un primer trabajo en el Sector Cultural: un máster de Gestión Cultural puede ayudarte a encontrar un primer trabajo en el sector. Ya seas una estudiante sin experiencia laboral o una persona con experiencia profesional que quiera cambiar de sector, un buen máster puede facilitar mucho las cosas en este proceso.
  • Contactos: hacer contactos es otro elemento importante a la hora de empezar a hacer un máster. Ya sean alumnos o antiguos alumnos, profesores u otras personas, hacer contactos puede rentabilizar un máster por sí solo.
  • Especialización: un buen máster puede ayudarnos a especializarnos, a enfocar nuestra carrera o a abrirnos puertas. La especialización de los conocimientos es algo, para bien o para mal, fundamental y muy demandado en nuestro tiempo.
  • Profesionalización: un máster también puede ayudar a sacar lo mejor de uno mismo a través de la cultura del esfuerzo, trabajo en equipo y formación impartida por profesionales de primera. Puede ser un cambio en la forma de trabajar.