Seleccionar página

 

redes_sociales_ventas

Las redes sociales son un buen escaparate para muchas empresas, es un lugar para tener presencia y si se tiene un equipo detrás, para poder mantener conversaciones abiertas con nuestros clientes.

Hoy nos vamos a centrar sobre la venta en redes sociales, centrándonos en si es factible, viable y de interés para nuestra empresa. En próximos post me comprometo a desarrollar estrategias y tácticas para la venta en nuestros espacios en redes sociales, pero en este post nos vamos a centrar en saber si nos interesa o no convertir nuestros espacios en redes sociales como en espacios de venta directa para con nuestros públicos.

Lo primero es que tras un arranque de tiendas y la búsqueda de ventas directas a través de estos espacios, muchas compañías punteras han cambiado su estrategia y han salido de la espiral de buscar vender directamente en las redes sociales. Lo que hacen ahora es crear imagen de marca, aportar información y conocimiento sobre el producto, asesorar al potencial consumidor y finalmente redirigirlo al espacio online o físico de la marca donde materializar la venta.

Otras empresas siguen con ese inercia inicial e incluso a algunas de ellas les van bien, buscando poder vender en todos los lugares posibles de una forma eficiente. Estar cerca del cliente en el momento en el que tenga la decisión de compra. Estas estrategias se centran en la premisa de tener cuantos más puntos de venta mejor, así pueden llegar a más público y con características diferentes.

Como siempre, depende del producto, empresa, sector y equipo que está detrás para aconsejar una u otra opción. No hay una opción mejor que otra, simplemente hay un entorno y un “cómo hacer” lo que puede generar la diferencia entre el éxito o el fracaso

La redes sociales son un entorno muy complejo, ágil y peligroso para las empresas y marcas. Las redes sociales marcan sus propias reglas, reglas que hay que aceptar y comprender, no es como si el espacio fuese de la empresa que ésta impone los límites, las redes sociales son públicas y las barreras están muy mal vistas.

Los ratios de retorno de las acciones en las Redes Sociales son muy irregulares. Dependen mucho de cómo se ha llevado a cabo y de la marca que la ha ejecutado. Pero lo que está claro, es que si bien estar presente en la red social es muy económico a corto plazo, el mantenimiento correcto, implica un gasto continuado que termina siendo elevado.

Además los espacios en redes sociales deben ser dinámicos, se deben realizar acciones regulares y generar mucha actividad en ellos. De nada sirve tener muchos seguidores si estos no establecen relaciones con la marca y la marca no ofrece contenido. Un espacio muerto da muy mala imagen.

Personalmente y a fecha de hoy, ya que el mundo de las redes tiene una evolución tecnológica inmensa, prefiero centrarme, en este momento, a usar las redes sociales con una finalidad de branding y de mantenimiento de un contacto cercano con nuestros clientes.